Los cuerpos de los asesinados periodistas ecuatorianos Javier Ortega Reyes, Paúl Rivas Bravo y Efraín Segarra Abril se encuentran en Colombia, según destaca la radio colombiana BluRadio.

Sin embargo, desde Lima, donde participa en la Cumbre de las Américas, el presidente colombiano Juan Manuel Santos expresó su condena y aseguró que los hechos "ocurrieron en el Ecuador, con un individuo de nacionalidad ecuatoriana". Sin embargo, Ecuador cree que los tres fueron asesinados en territorio colombiano.

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, anunció que ya ha iniciado los protocolos correspondientes con el Gobierno ecuatoriano para agilizar la repatriación de los tres cuerpos.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), por su parte, anunció que ya fue contactado por todas las partes implicadas, incluidos los captores, para "facilitar una posible operación de recuperación de los restos".

De acuerdo un comunicado entregado por el "Frente Oliver Sinisterra", que se presume mantuvo cautivos durante casi dos semanas a los ecuatorianos que trabajaban en el diario quiteño El Comercio, los disidentes piden garantías para la entrega de los cadávares.

Este viernes, pasado el mediodía, el presidente Lenín Moreno confirmó el asesinato de los comunicadores

y de inmediato anunció la reanudación de las operaciones militares en esa zona. Se informó que las fuerzas militares colombianas ya se encuentra en la zona adelantando la ruta de seguridad para que la Cruz Roja y demás organismos de rescate y humanitarios puedan ingresar y adelantar los trámites correspondientes.

 

(EU)

Facebook

DALE CLICK EN ME GUSTA