Asambleístas de diversas bancadas calificaron de histórico el segundo debate del proyecto de Ley de la Circunscripción Especial Amazónica, en el Pleno de la Asamblea Nacional, considerando que luego de 10 años de espera, se aprobará una normativa para romper las inequidades en el ámbito social, económico y cultural de las seis provincias de la región, en armonía con los derechos de las personas, la naturaleza y acatando el mandato constitucional consagrado en el artículo 250. La región amazónica por derecho y por justicia se merecía esta ley, mencionaron.

Afirmaron que hoy se hace realidad la lucha de un pueblo unido que por años pidió justicia, para la región que fue olvidada por diferentes gobiernos, pese a que de este sector se extrae el petróleo, que ha permitido el desarrollo del país.

Destacaron además que con la propuesta se asegura la entrega de recursos para el desarrollo equitativo, sostenible y sustentable de la circunscripción, así como la creación de universidades para que los jóvenes se eduquen, el cuidado de los recursos naturales, la biodiversidad, la naturaleza y la protección de los derechos de pueblos y nacionalidades.

Gabriela Cerda resaltó que la movilización ciudadana permitió que en la Constitución se establezca la necesidad que la Amazonia cuente con una normativa especial. Invocó a la juventud a empoderarse de la ley y a velar por el buen uso de los recursos económicos, que recibirán los gobiernos autónomos descentralizados (GAD), provinciales, municipales y parroquiales, para el desarrollo de cada sector. Es momento de apostar al turismo sostenible, con la participación activa de los GAD, agregó.

De su lado, Eliseo Azuero lamentó que en 10 años no se concretó la aprobación de la Ley Amazónica, que establece un mandato constitucional. En materia de comunicación, dijo que se debe garantizar el acceso universal y de bajo costo, a las tecnologías de información y comunicación tanto análogas como digitales, mediante la instalación de telecentros en el ámbito regional. También pidió que se cree el Consejo de Ancianos, con la presencia de las 11 nacionalidades.

Fredy Alarcón recordó que la región amazónica constituye más del 47% del territorio nacional. El proyecto recoge las aspiraciones de las autoridades, pueblos y nacionalidades, organizaciones y sociedad civil, en aspectos sociales, culturales, ambientales y económicos, que permitirán a través de una planificación integral, el desarrollo equitativo de las provincias amazónicas.

Pidió eliminar la disposición transitoria tercera, a efectos de que a partir de 2019 se entregue el 4% de cada barril que se extraiga de la Amazonia, a los gobiernos autónomos descentralizados. Destacó la importancia de crear universidades en Sucumbíos, Orellana, Zamora Chinchipe, Morona Santiago, así como de becas y créditos educativos a tasas diferenciadas, para los residentes de la circunscripción.

El legislador Eddy Peñafiel precisó que en la Amazonia está la mayor explotación hidrocarburífera y minera del país. En el parque Yasuní se encuentra la más grande superficie de áreas protegidas, pero los pueblos no han recibido un trato justo. En la transitoria tercera se debe determinar, que a partir de 2019 el Estado entregue el 4% del precio de cada barril de petróleo que se extraiga de la región amazónica y no de manera fraccionada como se propone. Resaltó el derecho de empleo preferente para los residentes, en al menos el 70% de la mano de obra local.

El legislador César Solórzano mencionó que el Consejo de Planificación podría verificar el buen uso de recursos que vayan a la construcción de servicios básicos, en beneficio de las personas menos atendidas. La Ley Amazónica define un norte de desarrollo, el acceso al trabajo, el monitoreo ambiental, atención prioritaria a grupos vulnerables, servicios públicos, educación, impulso a la investigación, educación intercultural, así como el cuidado de la biodiversidad y los ecosistemas.

Tito Puanchir expresó que los gobiernos de turno consideraban a la Amazonia como un mito, sin importarles los pueblos originarios y el potencial de la zona. Esta ley contiene avances en materia ambiental, productiva, turística, de educación superior, que favorece a diversos grupos poblacionales, pero ignora el tema de remediación de la contaminación y a los pueblos en aislamiento voluntario, comentó.

Por ultimo, Alberto Zambrano manifestó que el Grupo Parlamentario Amazónico tuvo directa responsabilidad en el diseño y tratamiento de esta propuesta. Subrayó que la región amazónica, por derecho y justica, se merece esta ley.

JLVN/pv

Facebook

DALE CLICK EN ME GUSTA