Los legisladores que se han mostrado en los últimos meses radicalmente opuestos entre sí se alinearon este martes, 5 de diciembre, por un instante, en la Asamblea.

Figuras como Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga y Augusto Espinosa -de la facción correísta de Alianza País (AP)- votaron igual que opositores como César Rohón (PSC), Ana Galarza (Creo) y Guillermo Celi (SUMA).

Esto permitió que se conforme una primera mayoría móvil en la Asamblea, con 72 votos. Para el inicio del actual período legislativo, el oficialismo tenía mayoría (74 curules), pero las pugnas internas lo fraccionaron.

Y ayer fue más evidente, tras la propuesta del asambleísta Homero Castanier, del movimiento Creo. Él propuso un cambio del orden del día para solicitar la comparecencia del secretario general de la Presidencia, Eduardo Mangas. Los legisladores esperan que dé explicaciones sobre el contenido de un audio filtrado en las redes. En este, por ejemplo, se escucha decir a Mangas: “No vamos a ceder en nada pero tenemos que dialogar, que se sientan escuchados”.

Y sobre el expresidente Rafael Correa se oye: “En Bruselas tiene tres personas pagadas por nosotros asistiéndolo y un equipo de seguridad pagado por nosotros. Y todavía todo su entorno funciona con el apoyo nuestro”.

Desde la víspera, la Secom difundió la versión de Mangas. Él sostiene que sus declaraciones fueron sacadas de contexto y no corresponden a la posición del Presidente de la República. Así mismo rechaza la grabación ilegal y su manipulación para hacer política.

En la sesión de ayer, a los asambleístas correístas les tomó menos de cinco minutos conciliar la decisión. Se reunieron en el Pleno y votaron por la propuesta de Creo. Entonces, la sesión 489 se inició con seis puntos para tratar. En el último se preveía abordar el de Mangas.

Tras cantar el Himno Nacional, votar a favor de reconocer la importancia de Quito en el desarrollo y entregar una condecoración a la cantante Paulina Tamayo, los legisladores correístas se levantaron y salieron. Caminaron hacia la Corte Constitucional para dejar un oficio en el que pedían explicaciones a la institución sobre por qué no se continuó con el trámite de la consulta popular. Tardaron unos 30 minutos. Luego volvieron al Legislativo y se enteraron que la sesión fue suspendida antes de iniciar el punto referido a Mangas. No hubo quórum.

Carlos Viteri G., correísta, señaló que fue una “coincidencia”. Comentó que no podían postergar la entrega del escrito en la CC. Pero, según Viteri, Mangas debe explicaciones al país.

Los morenistas que se habían quedado en el Pleno (y que en un principio votaron en contra de la propuesta de Creo) salieron minutos después de los correístas. Así, el Pleno de la Asamblea se quedó sin quórum para continuar con la sesión. Esto originó el reclamo de la oposición.

Algunos legisladores publicaron fotos y videos en redes sociales, en las que se pudo ver que el ala izquierda del salón Nela Martínez vacía.

Según Marcia Arregui, del lado morenista, no hubo un pacto político. Ella aseguró que dejó el Legislativo porque tenía una cita médica. A su juicio, Mangas no debería ser convocado al Pleno porque no se puede hacer caso de audios filtrados en redes sociales.

La salida de los asambleístas fue tan repentina que la condecoración Vicente Rocafuerte al cantante Juan Fernando Velasco se realizó en el exterior del Pleno. Jorge Yunda, el único morenista que se quedó, fue el encargado de entregarle la medalla.

El sexto punto se retomará en otra sesión del Legislativo. Carlos Ochoa no fue convocado por la Asamblea En la misma sesión, el legislador Patricio Donoso (Creo) también solicitó el cambio del orden del día. El pedido era que el superintendente de Comunicación, Carlos Ochoa, acuda a la Asamblea para explicar procesos sancionatorios contra los medios. El oficialismo votó en bloque y con 57 votos negativos no se dio paso a esta petición.

 

(EC)

 

Facebook

DALE CLICK EN ME GUSTA